Lula promete sellar acuerdo Mercosur-UE si recupera el poder en Brasil

“Te puedo garantizar una cosa: si gano las elecciones, en los primeros seis meses podemos encontrar un acuerdo con la Unión Europea”, concluyó en 2019 tras 20 años de negociación, subrayó el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores. para la votación del 2 de octubre en una entrevista con Canal Rural.

Sostuvo que será un compromiso que “considere la necesidad de que Brasil se reindustrialice, porque no podemos permitir compras gubernamentales si no perjudicamos a las pequeñas y medianas empresas”.

El acuerdo, que prevé una serie de cambios en materia de aranceles y no, sigue sin entrar en vigor porque depende de una serie de medidas, entre ellas la aprobación del texto por el Parlamento de todos los países afectados.

Entre las medidas previstas por el pacto se encuentran la eliminación de aranceles aduaneros sobre el 91% de los productos que la UE exporta al Mercosur en un período de 10 años.

También, en sentido contrario, la eliminación de aranceles aduaneros sobre el 92% de los productos que el bloque sudamericano exporta a la UE durante un período similar.

“Necesitamos este acuerdo. Estamos a punto de hacer un trato. Estamos listos para concluir (un acuerdo) porque tenemos algo que vender, tenemos productos competitivos, especialmente en la agricultura. Si es por mí, vamos a vender todo lo que producimos allí y no vamos a ceder a las demandas. Negociaremos”, pronosticó.

Sobre la deforestación legal, autorizada en ciertos porcentajes según cada bioma por el código forestal brasileño y refutada por países europeos, Lula dijo que “nadie está en contra”.

Está en la ley que si se compra tierra en la Amazonía se debe conservar el 80% de la tierra, dijo.

Aclaró que Brasil es soberano y no tiene que subordinarse a los europeos que exigen productos sin deforestación. “Pero tampoco pueden hacer lo que queremos. Ellos dijeron no. Debemos crear las condiciones para que digan que sí. Es un proceso de negociación”, argumentó.

En 1999, la UE y los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) iniciaron negociaciones para un acuerdo de libre comercio, que luego concluyó el gobierno del líder ultraderechista Jair Bolsonaro.

Sin embargo, en los meses posteriores al anuncio, los países europeos rechazarían los fundamentos del pacto debido a la presión popular provocada por la repercusión internacional del aumento de los incendios y la deforestación en la Amazonía.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest