CÁMARA NACIONAL

DE LA INDUSTRIA TEXTIL

La confección de Bangladesh se alía con la ONU para medir su sostenibilidad

Hacer, medir y comunicar. La industria de Bangladesh, que ha hecho grandes avances en materia de sostenibilidad en los últimos años, ha puesto en marcha un nuevo proyecto de la mano de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para poner datos a esas mejoras y comunicarlos a todos sus stakeholders.

La Asociación de Productores y Exportadores de Ropa de Bangladesh (Bgmea, por sus siglas en inglés) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Undp) han lanzado la Global Reporting Initiative.

Durante los últimos meses, 47 fábricas asociadas a Bgmea han llevado a cabo procesos de autoevaluación y han medido su avance en materia de sostenibilidad en términos de cumplimiento de los National Priority Indicators y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Con este informe, queríamos medir el impacto del sector de la confección en los ODS para comunicarlo al Gobierno, los compradores, los socios comerciales y las comunidades; y poder tomar medidas y apoyar el país conjuntamente”, explica Rubana Huq, presidente de Bgmea, en declaraciones recogidas por United News of Bangladesh.
Bangladesh ha impulsado el proyecto para que sus fábricas reporten sus avances en sostenibilidad

“Esperamos inspirar a más fábricas del sector de la confección y otras industrias para reportar sus avances en sostenibilidad, ya que este es un paso clave en el camino de trasladar la contribución del sector privado a los ODS a logros concretos y futuras acciones”, continúa.

Desde la catástrofe del Rana Plaza en 2013, Bangladesh ha sido pionero entre los polos de aprovisionamiento del Sudeste Asiático en abordar una transformación hacia una producción más transparente, responsable y seguro.

El país, que es el segundo mayor exportador de ropa del mundo, sólo por detrás de China, fue duramente golpeado por el Covid-19, que obligó a parar las fábricas, motivó cancelaciones de pedidos en masa y llevó a algunos retailers a reordenar su mapa de proveedores.

El sector emplea a más de cuatro millones de personas en el país y copa el 83% de sus exportaciones. Antes del estallido de la pandemia, el Gobierno se había marcado el objetivo de que las exportaciones de ropa alcanzaran 50.000 millones de dólares en 2021.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest