Jeans: El impresionante ciclo de vida de unos pantalones de mezclilla y por qué debes cuidarlos

El proceso para hacer unos jeans comienza en el campo de algodón. Cada pantalón de mezclilla requiere de 0.7 kg de algodón en promedio para ser producido, lo cual requiere alrededor de 10,000 litros de agua y varios herbicidas y pesticidas que pueden contaminar el agua. Otro punto para considerar comprar ropa de segunda mano y así no contribuir en la industria de la producción masiva de ropa, pues esta puede contaminar bastante.

Pero volviendo al tema, luego de que se recolecta el algodón necesario para fabricar los jeans, este se lleva a las fábricas y se combina con otros materiales como fibras plásticas para darles mayor flexibilidad y hacerlos más cómodos, lo cual, desde ahí, comienza a reducir su durabilidad.

Luego, en la fabricación moderna de jeans, se utilizan colores sintéticos que se hacen con petróleo y otros químicos, que alteran la fortaleza del material original y, una vez más, contaminan.

La cereza del pastel de este proceso de fabricación de los pantalones de mezclilla modernos es que cuando se les quiere dar un look muy casual o informal, se suelen romper, despintar y otros procesos, que suelen implicar que se les eche ácido encima, debilitándolos más. Además, en las fábricas de producción de este tipo de prendas las condiciones laborales no son óptimas, pues los trabajadores son expuestos a sustancias tóxicas que arriesgan su salud a diario.

Muchas compañías ya están trabajando en medidas para mejorar el ciclo de producción de los jeans, pero el proceso ha sido lento.

Ahora que sabemos más detalles sobre el ciclo de vida de los jeans, entendemos la importancia de cuidar los pantalones que ya tenemos en casa, ya que su fabricación implica muchos efectos en el medio ambiente y también en nuestro bolsillo.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Bóxers

Pantalones de mezclilla para caballero (2a edición)