‘Hay colusión en aduanas’

Entrevista. Horacio Duarte. Administrador General de Aduanas. Ubican a Manzanillo como la prioridad para atender los problemas de seguridad, ante la entrada de drogas sintéticas provenientes de Asia

En las Aduanas de México el personal está sometido a «presión» del crimen organizado o es cooptado, lo que complica las operaciones diarias y las políticas a largo plazo, señaló Horacio Duarte, administrador General de Aduanas.

«Es un problema que tenemos, la corrupción dentro de las aduanas, donde muchos funcionarios -no todos- se coluden para cometer conductas ilícitas, por ejemplo, para subvaluar el ingreso de mercancías y por lo tanto afectar al erario público», dijo en entrevista en Entredichos.

«Es esta colusión de funcionarios la que permite la introducción de drogas, de armas, que ponen en una situación muy complicada al país en materia de seguridad».

Además de las Aduanas de Tamaulipas, que Duarte señaló como «focos rojos», Manzanillo, en Colima, es un punto fiscal considerado por el funcionario como la puerta de entrada de drogas que provienen de Asia, por lo que se busca que haya un solo mando en la coordinación de ese puerto.

«Manzanillo se convirtió en la puerta de entrada de muchas de las drogas sintéticas que están viniendo de Asia y que están impactando a todo el país, con el trasiego de drogas y la violencia asociado al tema de drogas, Manzanillo sí es un tema de atención ultraurgente, de atención no sólo de las aduanas sino del gabinete de seguridad en su conjunto».

Duarte expuso que desde su llegada a la Administración General de Aduanas, el 1 de mayo, se encontró con la falta de coordinación entre autoridades federales.

«No había, en materia aduanera, coordinación, donde confluyen diversas autoridades de diversa índole, la SCT, Migración, Aduanas y la falta de coordinación era un tema», explicó.

Duarte afirmó que su misión en el cargo es recobrar el control de las aduanas, tanto para recuperar los ingresos fiscales como para contener los temas ilícitos, como el ingreso de drogas y armas.

¿La militarización en puertos y aduanas es la salida a este grave problema?

No es una militarización en el sentido estricto, lo que nosotros estamos retomando, derivado de lo que acordó el gabinete (de seguridad) y el Presidente es un mecanismo de coordinación y de colaboración, no de sumisión, no habrá un mando militar que sustituya al mando civil, en este caso de la Administración General de Aduanas o del SAT.

Quienes vamos a tener el control de los elementos que van a colaborar de manera más efectiva, ya sea que vengan de la Defensa Nacional o de la Marina, vamos a seguir siendo los funcionarios civiles, y con eso vamos a demostrar que el punto fino para lograr es la coordinación, la colaboración y evidentemente no la sumisión en un tema que sin duda causa controversia, pero la apuesta es que de esa manera vamos a lograr evitar el contrabando y sobre todo de drogas y armas.

¿No disminuye tu autoridad civil el hecho de que el mando operativo esté en manos de marinos o soldados?

No afecta porque toda la parte aduanera, la parte comercial, de importación o exportación, se va a mantener con el personal que tenemos civil del SAT; lo que va a venir a reforzar la presencia de elementos de Sedena o Semar es la parte logística de la seguridad, de la seguridad para evitar el tema de drogas y armas.

Horacio Duarte aseguró que permitir que los militares asuman la dirección de Puertos y la colaboración de Aduanas no obedece más que a la realidad de que esos puntos fueron rebasados por el ingreso de drogas y el «regreso» de armas.

«La diferencia con la estrategia del Gobierno anterior es que nosotros sí vamos a combatir la corrupción de manera tajante, eso no se hizo en el Gobierno anterior», subrayó el funcionario.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest