Estabilidad jurídica al invertir, clave para Japón

La estabilidad jurídica es uno de los aspectos claves para los inversionistas japoneses, con el fin de hacer proyectos de largo plazo en México, aseguró Yasushi Takase, Embajador de Japón en México.

Otros temas relevantes son seguridad pública, asuntos laborales, normas y propiedad intelectual, energía, asuntos fiscales y aduaneros, entre otros, dijo.

«La solución de estos temas son áreas de oportunidad para promover un mayor fortalecimiento de la relación económica bilateral», destacó el Embajador en entrevista.

Comentó que desde la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Económica entre Japón y México (AAEJM) en 2005, se estableció el Comité para la Mejora del Ambiente de Negocios como un mecanismo de diálogo entre los sectores privados y gobiernos de ambos países.

A través de ese comité se han abordado las preocupaciones de los inversionistas asiáticos.

«Japón reconoce los esfuerzos que realizan las autoridades mexicanas y la coordinación que se hace desde la Secretaría de Economía con las diferentes dependencias de la administración pública federal y, en algunos casos con autoridades estatales, para la atención y seguimiento de estos asuntos», resaltó.

En el primer semestre de 2021, la Inversión Extranjera Directa de Japón en México sumó 484.9 millones de dólares y ocupó la cuarta posición como inversionista en el País, donde 40.9 por ciento de la inversión se destinó al sector manufacturero.

En el sector automotriz y de autopartes se concentra la mayor inversión.

Pero también hay interés en invertir en innovación y tecnología japonesa, así como energías verdes.

«La Cámara Japonesa de Comercio e Industria de México está integrada por más de 520 empresas, de las cuales el 35 por ciento pertenecen a la cadena automotriz-autopartes, lo cual ha contribuido a posicionar a México como una de las plataformas más importantes en la producción de automóviles a nivel mundial», expuso el Embajador.

Sin embargo, dijo que las inversiones también se dirigen a sectores como el energético, minero, médico y farmacéutico, electrónico, fabricación de maquinaria y equipo, así como los servicios.

Y hay industrias más actuales en las que también hará inversiones.

«La innovación y tecnología japonesa continúa avanzando y Japón quiere seguir contribuyendo al desarrollo económico de México, a través de inversiones en áreas potenciales como las energías verdes (renovables, hidrógeno, etc), infraestructura de la calidad, ciudades inteligentes, tecnologías de la información, entre otras», concluyó el diplomático.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest