ESPECIAL: China, una voz por la integración y la innovación durante cumbre de OMC

BUENOS AIRES, 13 dic (Xinhua) — China, miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) desde el 11 de diciembre de 2001, fue aquí durante los tres días de debates una voz en favor de la integración global y la innovación, con la certeza de que es necesario construir una comunidad de futuro compartido a partir de la globalización.

En las deliberaciones realizadas durante la XI Conferencia Ministerial de la OMC en la capital argentina, el gigante asiático hizo notar su presencia, ya sea en las sesiones plenarias como así también en foros realizados en los márgenes de la cumbre, tanto con funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) como con empresarios, tal el caso de Jack Ma, presidente ejecutivo del gigante de comercio electrónico Alibaba.

China siempre ha sido un firme partidario de la globalización económica y del sistema comercial multilateral, dijo el ministro de Comercio de China, Zhong Shan.

Además, señaló que la globalización económica es una tendencia histórica irreversible y una importante fuerza impulsora del crecimiento económico global y que las reglas de la OMC proporcionan una salvaguarda institucional crucial para la globalización económica y sirven a nuestros intereses en común.

Ante nuevas situaciones y desafíos, China está lista para trabajar con los miembros de la OMC y para orientar el proceso de la globalización hacia un rumbo más abierto, inclusivo y equilibrado en el que todos ganen y todos salgan beneficiados, agregó Zhong.

Destacó que un principio básico de la OMC es salvaguardar la globalización económica y que China siempre ha sido una firme defensora del sistema comercial multilateral

El director general adjunto de la OMC, el estadounidense Alan Wolff, resaltó el compromiso de China en el seno del organismo y con el sistema multilateral de comercio, al dialogar con medios de prensa del país asiático.

"El presidente de China, Xi Jinping, en Davos (Suiza, durante enero de este año) y desde entonces, ha hecho una serie de declaraciones sobre la importancia del sistema multilateral y ciertamente doy la bienvenida a ese tipo de declaraciones", destacó Wolff.

El funcionario de la OMC sostuvo que "China ha estado interesada en el comercio electrónico y ha hecho propuestas al respecto. Es algo muy positivo de ver esa participación y quisiera ver más al respecto".

En ese contexto, Jack Ma participó en la capital argentina en un seminario sobre negocios en el Centro Cultural Kirchner, donde destacó el crecimiento del comercio electrónico en China y subrayó que ello se vio posibilitado porque Beijing creyó en los emprendedores.

"Soy un ferviente defensor de la globalización. Los empresarios tenemos que aportar soluciones, aprovechar la revolución tecnológica", enfatizó Ma, quien abogó por una "globalización inclusiva".

Consultado sobre la necesidad o no de regular las ventas en línea, Ma dijo: "He oído que muchos países se preocupan por el comercio electrónico. Nuestra experiencia es que el comercio electrónico se ha diseñado para países en desarrollo".

"Yo empecé mi compañía en mi departamento", recordó, y afirmó que "China creció en el comercio electrónico porque creyó en los emprendedores. Primero, la innovación, y luego las políticas para facilitar el emprendedorismo", resumió.

Las políticas de China han hecho hincapié en la reforma y la apertura, con especial énfasis en la innovación y el impulso a los emprendedores.

El comercio electrónico en China tuvo un nuevo récord de ventas el pasado 11 de noviembre, en una nueva edición del Día de los Solteros, con un total de ventas por más de 250.000 millones de yuanes, equivalente a unos 40.000 millones de dólares.

China es mi

embro de la OMC desde el 11 de diciembre de 2001 y desde entonces ha experimentado un fuerte crecimiento económico. Es la segunda mayor economía del mundo y el país de más alto índice en relación al comercio. La unión a la OMC ha desempeñado un papel fundamental en la promoción del desarrollo del comercio exterior de China.

En 2001, el volumen total de importaciones y exportaciones era de 0,51 billones de dólares, y la cifra de 2015 se elevó a 3,96 billones de dólares, aproximadamente ocho veces superior al valor registrado antes de formar parte de la organización.

Una China cada vez más próspera también ha creado importantes oportunidades para los países de todo el mundo. En 2016, la contribución del PIB real de China al crecimiento mundial superó el 30 por ciento.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest