El TPP-11 en la balanza, ¿oportunidad o amenaza?

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), también conocido informalmente como TPP11, contiene disposiciones a favor y en contra de la diversificación comercial que pretende México al participar en el acuerdo.

Además de México, en el nuevo Tratado -que fue aprobado por el Senado de la República en la sesión del martes pasado- participan Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

México es el primer país en aprobar el CPTPP, que abre un mercado para los mexicanos de 372 millones de consumidores potenciales.

En 2017, el comercio de México con los países de este bloque alcanzó un valor de 67,000 millones de dólares (mdd). Además de que los nuevos socios generaron 10% de la Inversión Extrajera Directa (IED) de México, conforme a cifras del segundo trimestre del año pasado.

Puntos a favor

1. Diversificación con países asiáticos y de Oceanía. Al entrar en vigor el acuerdo, México tendrá ingreso significativo e inmediato a 90% del mercado del bloque, informó la Secretaría de Economía.

La novedad del acuerdo para las exportaciones mexicanas es que podrán entrar libres de aranceles a seis países con los que México no tenía acuerdos comerciales: Australia, Brunéi, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam. Además, el ingreso al mercado agropecuario japonés será más amplío.

“El TPP es apenas una parte del plan de diversificación comercial para México. Las mayores oportunidades para entrar a estos países se encuentran en el sector alimentario, pero también en el manufacturero”, comentó Fernando Ruíz Huarte, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Información de ProMéxico refiere que el sector automotor mexicano tendrá posibilidades de exportar a Australia, país que compra 1.1 millones de autos al año. Este país es el segundo destino de las exportaciones de bebidas alcohólicas mexicanas.

Mientras que países como Vietnam y Singapur son compradores de pescados, mariscos y productos cárnicos.

2. Participación en un acuerdo de nueva generación. México adoptará disposiciones de vanguardia para el comercio exterior, pues existen capítulos o condiciones que no están previstas en la versión original del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), explicó Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México (CanCham).

Algunos de estos temas son el de comercio electrónico, pequeñas y medianas empresas, anticorrupción y transparencia, protección laboral y medio ambiente y propiedad intelectual, los cuales se incluyen y negocian en la nueva versión del TLCAN, refiere información de la Secretaría de Economía.

3. Refuerzo de la relación con Canadá, socio en el TLCAN. La firma del TPP renueva condiciones para la inversión entre México y Canadá y da certeza a inversionistas de estos países, a pesar de que aún se renegocia el TLCAN, consideró Ortega.

“Cuando se negociaba el TPP, con el equipo del expresidente Barack Obama, se decía que este sería el nuevo TLCAN”, adicional a la modernización, el CPTPP ofrece a ambos países la oportunidad de diversificar el destino de sus exportaciones, frente a una eventual salida de Estados Unidos del TLCAN.

Punto favorable y desfavorable

La ausencia de Estados Unidos. La salida de Estados Unidos del TPP, en el tercer día del mandato de Donald Trump, es visto por algunos como una punto en contra y por otros como una oportunidad.

Cuando Estados Unidos participaba, el bloque del TPP representaba 38% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, pero ahora representa 13%. El mercado potencial era de 800 millones de consumidores y ahora es de 372 millones.

El director del Comce explicó que si el país del norte decidiera reincorporarse al TPP-11, los 11 países integrantes tendrán que ponerse de acuerdo para proyectar las negociaciones con este país.

“Eso no lo veo para este año, la prioridad ahora está en cerrar la renegociación del TLCAN. Básicamente si Estados Unidos vuelve, regresaríamos a muchas de las condiciones del acuerdo original y desde luego esto sería positivo”, dijo Ruíz Huarte.

Sin embargo, en entrevista, el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, consideró que el gobierno mexicano lo ve como algo positivo.

“La ausencia de Estados Unidos del TTP-11, de manera muy irónica, termina beneficiando más a México. Por un lado, te quedas con todo el acceso al mercado que se abre en todos esos países, pero al mismo tiempo, ya no tendremos su competencia por Estados Unidos", expresó en su momento.

Puntos en contra

1. Disposiciones pendientes. Pese a que existen innovaciones, los países dejaron condiciones pendientes de estipular.

Por ejemplo, quedó abierto el diálogo para modificar en el futuro los 'minimis' (o franquicias). Este concepto se refiere al valor límite que debe tener la mercancía empaquetada y enviada por mensajería para no pagar impuestos en aduana a otros países.

En la actualidad, todo paquete enviado a México por mensajería y cuyo valor de la mercancía sea menor o igual a 50 dólares no paga impuestos.

También quedó pendiente precisar las condiciones en que México participará y contribuirá en el TPP-11 en materia de seguridad virtual, principalmente con el objeto de respetar los derechos de autor.

2. Riesgo para zapatos y textiles. La Secretaría de Economía asevera que estos sectores sensibles de México quedaron protegidos con desgravaciones de hasta por 16 años con países altamente competitivos en la producción de estas mercancías: Vietnam, Brunéi y Malasia.

Aún con aranceles de hasta 30% para entrar a México actualmente, los productos fabricados en estos países son altamente competitivos en el mercado mexicano y acequibles para una población que en su mayoría tiene bajos ingresos, refirió Arturo Pérez Behr, presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM).

Cifras de la Secretaría de Economía refieren que el déficit comercial de México con Vietnam ha incrementado en promedio año con año 2,767 millones de dólares (mdd) desde 2013, lo que significa un incremento promedio anual de 34.4%. Este país es el segundo proveedor de calzado a nivel global para los mexicanos, después de China.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest