El EMPA suizo crea sin usar formaldehidos un algodón resistente al fuego

El algodón desarrollado por EMPA mantiene sus restantes propiedades, especialmente el tacto agradable y la capacidad de gestionar la humedad

13.10.2021.- Un grupo de científicos del EMPA –el laboratorio suizo experto en tecnología de materiales- ha desarrollado un método para dar al algodón una resistencia duradera al fuego, sin reducir su tacto agradable en la piel y su capacidad de gestionar la humedad.

Las prendas protectoras para bomberos y otro personal de emergencias son muy imporantes porque deben ser resistentes al fuego, a productos contaminantes y a otros elementos peligrosos. Además, no deben ser hidrofóbicas porque eso crearía un microclima incómodo. Los métodos tradicionales para hacerlo emiten formaldehido, que es cancerígeno, y reducen bastante su capacidad de absorción de la humedad.

Hasta ahora –afirma Sabyasachi Gaan, químico del EMPA- conseguir la resistencia del algodón al fuego supone aceptar compromisos. A menudo se tratan los tejidos con retardantes de la llama, que son químicos basados en formaldehido, que es una sustancia cancerígena y que reduce la capacidad de los tejidos de absorber la humedad. El resultado, por lo tanto, es dudoso.

Anclaje del fósforo al algodón

Gaan y su equipo han encontrado la manera de anclar fósforo en el algodón. Es una tecnología que se puede usar con otros materiales, como los hidrogeles que se usan para curar heridas.

Para ello ha utilizado un compuesto trifuncional de fósforo, que tiene la capacidad de reaccionar solo con algunas moléculas para formar una especie de red dentro del tejido de algodón. Con este sistema –que no usa formaldehido- el algodón adquiere una resistencia permanente al fuego. Se ha comprobado que después de 50 lavados, mantiene el 95% de su eficacia.

En nuestros experimentos en el laboratorio hemos tratado el algodón con una solución acuosa de fósforo y compuestos de nitrógeno. Después le hemos aplicado vapor para facilitar la reacción de estos componentes.

En todo caso, este sistema es compatible con los equipos actualmente usados por el sector textil. La aplicación de nuestro proceso, por lo tanto, no requiere inversiones adicionales.

Gaan, sin embargo, reconoce que la futura comercialización de esta tecnología todavía tropieza con dos dificultades. Primero, hay que encontrar un fabricante de químicos que pueda suministrar el óxido necesario. Segundo, este químico ha de ser registrado por Reach.

  • Info: https://www.empa.ch/

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest