Economía mexicana no registró crecimiento en agosto: Inegi

La economía mexicana continuó estancada en agosto, luego de que el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) no registró variación respecto a julio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) permite contar con estimaciones econométricas oportunas sobre la evolución del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE).

Así, mientras que el IGAE y sus actividades económicas se dan a conocer aproximadamente ocho semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presenta sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes.

Para agosto de 2022, el IOAE estima una variación a tasa anual del IGAE de 2.9%, derivado de un incremento de 3.1 % en las actividades secundarias o industriales y de 2.6 % para el sector terciario, es decir, para el comercio, los servicios y el turismo.

Dicha cifra fue festinada por el presidente Andrés Manuel López Obrador quien en su conferencia de prensa soltó:

“La otra buena noticia es que hoy, porque si no a lo mejor no se van a enterar, no va a aparecer en los medios convencionales, hay un crecimiento de la economía en agosto de 2.9%. Es buena noticia”.

Si bien, con el dato dado a conocer por el Inegi, la perspectiva de crecimiento “luce mejor”, la economía aún están por debajo de los niveles de prepandemia y la estructura productiva marcha a paso lento, de acuerdo con el análisis del Grupo Financiero Monex.

Se aleja posibilidad de recesión

Lo anterior “tiene una gran relevancia”, acotaron los especialistas de Monex, pues balancea las probabilidades para los resultados del PIB del tercer trimestre y ahora será más difícil que se registre una contracción, recordando que el crecimiento acumulado hasta el segundo trimestre de 2022 era de 1.9%.

Según el análisis, los resultados de estos dos meses (julio y agosto) son producto del dinamismo que mostró el sector manufacturero y que por lo tanto incidió para que la actividad industrial arrojara una sorpresa positiva en julio con su avance de 0.4% mensual.

Sin embargo, señaló el reporte:

“Como lo mencionamos en nuestra nota, no vemos muchos catalizadores para que estas cifras se sostengan en agosto, pues los precios de los commodities han evolucionado a la baja -limitando el potencial de la minería- y el comercio exterior sufre de una desaceleración relevante, lo que afectaría a las manufacturas”.

Además, agregó, queda el problema fundamental que ha detenido a la economía mexicana en los últimos años, pues la construcción vive una parálisis de la que será difícil escapar en las condiciones actuales. Los servicios, por otra parte, mantienen un desempeño acotado y enfrentan presiones bajistas ante el adverso panorama inflacionario que erosiona los fundamentales del consumo doméstico.

En suma, para los analistas de Grupo Financiero Monex, los datos de hoy encajan con la narrativa que se ha ido formulando en los meses recientes, pues el ambiente de elevadas tasas de interés y múltiples frentes de incertidumbre dificultan la consecución de resultados tan positivos como los que vimos en el primer semestre.

Más aún, remató la economía mexicana todavía se ubica 1.9% debajo de su nivel máximo precrisis, por lo que los resultados deben matizarse a la luz de un proceso de recuperación incompleto y de una estructura productiva operando debajo de su potencial.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest