De los bajos precios de Asia a la flexibilidad de Marruecos, ¿dónde fabrican Zara, Primark, H&M y Cortefiel sus prendas de ropa?

El coronavirus ha puesto en jaque a las marcas de moda. Lo ha hecho por el cierre de sus tiendas o por un canal online que, como único tractor de las ventas, se volvió más exigente. Pero sin duda, la cadena de aprovisionamiento de las marcas de moda ha encarnado uno de los principales retos para el sector. La industria, tan dependiente del mercado asiático, abre la puerta a relocalizar su producción para evitar cortes en la cadena de suministro.

Esta relocalización le confiere a los gigantes del sector una mayor flexibilidad a la hora de gestionar pedidos o modificar colecciones en función de la demanda de los clientes en las tiendas. Permite a la moda ajustar más y mejor sus colecciones cápsula y poner al cliente en el centro de su toma de decisiones.

Pero por el momento, China continúa siendo el principal proveedor de moda, seguido de cerca por Bangladés. El Sudeste Asiático defiende su territorio en el aprovisionamiento del sector de la moda compitiendo gracias a costes productivos muy bajos.

En la década de los 90 España tenía un tejido productivo potente. El 80% de la producción era local pero conllevaba un esfuerzo logístico importante, explica el presidente de la patronal textil Acotex, Eduardo Zamácola, en una entrevista con Business Insider España. “Todo el sector trabajaba con las mismas fechas para hacer la colección de verano y la colección de invierno. Implicaba una saturación para las fábricas en determinadas épocas mientras en otros momentos estaban vacías”.

En este marco irrumpe el músculo productivo textil asiático: cosían rápido, podrían producir grandes cantidades, lo entregaban en la fecha precisa y, encima, era un 25% más barato que producir en España.

La mayor parte de empresas de moda optó por deslocalizar en este momento. “Hacían falta pedidos grandes. Sólo accedes a estos proveedores con unos volúmenes determinados”, explica Zamácola. “Es un proceso largo de ciclo de producción, en torno a 10 meses. Implica poca flexibilidad para reaccionar y cambiar alguna cosa. Tienes que prever con mucha precisión la demanda que tendrás”.

En la década de los 90 y en los 2000 la moda estaba enfocada en producto y en las tendencias, pero la situación ha cambiado. “Ahora estudiamos al cliente y hacemos el producto que te está pidiendo”, explica el presidente de Acotex sobre por qué, de repente, es importante que la cadena de suministro sea flexible.

En los últimos años se compraba un 20% o un 25% más barato e Asia, pero implicaba problemas muy grandes como que se necesitaban cantidades mínimas, o mucha anterioridad para predecir la demanda. En cualquier caso es un modelo cero flexible. “Si se vende lo que he fabricado genial, y si no tengo que hacer promociones para desprenderme de esas colecciones”, explica Zamácola.

Ahora ya no hablamos de dos temporadas al año, primavera-verano y otoño-invierno, sino de colecciones cápsula, con mucha rotación y varias minitemporadas. La inmediatez juega un papel fundamental.

Así es que el sector de la moda lleva ya varios años relocalizando la cadena de aprovisionamiento para tener agilidad. Para poder producir más prendas de una categoría si su acogida entre los clientes es buena y no perder producción si la acogida es mala.

Inditex

Es algo que ha entendido muy bien Inditex. El gigante gallego, desde tiempo, hace gala de su sourcing flexible. El dueño de Zara es, sin duda, el titán de la moda rápida, con colecciones cápsula que se renuevan en las tiendas dos veces por semana y el foco puesto en la demanda del consumidor.

En la memoria anual de 2018, la última disponible, el grupo señala que su cadena de suministro estaba integrada por 1.866 proveedores y 7.235 fábricas agrupadas en doce clústeres. Llama la atención el caso de Bangladés o India, donde a priori parece que un número reducido de fábricas trabaja como proveedor de Inditex. Sin embargo, constituyen los centros de producción que aglutina una mayor número de empleados

El 57% de los proveedores son de proximidad, explican fuentes del grupo a Business Insider, con España, Portugal, Marruecos y Turquía como principales centros productivos de las prendas que responden a tendencias de moda. Motivo por el cual se necesita una respuesta rápida para responder a las demandas. El grupo también produce en el Sudeste Asiático, en China, y el Latinoamérica.

España
Fábricas: 403
Proveedores: 186

Portugal
Fábricas: 1.285
Proveedores: 165

Marruecos
Fábricas: 325
Proveedores: 125

Turquía
Fábricas: 1.568
Proveedores: 189

India
Fábricas: 367
Proveedores: 121

Bangladés
Fábricas: 306
Proveedores: 120

Vietnam
Fábricas: 149
Proveedores: 5

Camboya
Fábricas: 144
Proveedores: 2

China
Fábricas: 1.903
Proveedores: 449

Pakistán
Fábricas: 117
Proveedores: 57

Argentina
Fábricas: 53
Proveedores:26

Brasil
Fábricas: 7
Proveedores: 4

Tendam

El antiguo Grupo Cortefiel, rebautizado como Tendam cuenta con centros de producción distribuidos por todo el mundo. Para gestionar toda esta operativa, la compañía almacena y distribuye sus colecciones a través de sus centros logísticos en Madrid, Toledo y Cuenca y sus plataformas internacionales en México y Hong Kong.

Esta última gestiona toda la parte de la cadena de aprovisionamiento procedente de Asia. Este centro de consolidación multimarca distribuye en cross-dock la mercancía de los proveedores asiáticos a la red de franquicias de la compañía, según explica el grupo.

Mientras, el centro de distribución de México distribuye la mercancía en las tiendas del país. Bulgaria, Grecia, Italia, Rumanía, Laos, Sri Lanka, Túnez, Etiopía, Madagascar y Perú concentran sólo el 1% de las compras a proveedores mientras el grueso procede de China, Bangladés, Myanmar, Camboya y España.

A continuación puedes repasar los proveedores por país y la distribución de las compras de las prendas por origen:

China
Proveedores: 157
Representación en las compras: 36%

Bangladés
Proveedores: 35
Representación en las compras: 25%

Myanmar
Proveedores: 21
Representación en las compras: 6%

Camboya
Proveedores: 20
Representación en las compras: 5%

España
Proveedores: 53
Representación en las compras: 5%

India
Proveedores: 59
Representación en las compras: 5%

Pakistán
Proveedores: 15
Representación en las compras: 5%

Turquía
Proveedores: 26
Representación en las compras: 3%

Vietnam
Proveedores: 14
Representación en las compras: 3%

Portugal
Proveedores: 22
Representación en las compras: 2%

Marruecos
Proveedores: 20
Representación en las compras: 2%

Macedonia
Proveedores: 1
Representación en las compras: 1%

Tailandia
Proveedores: 1
Representación en las compras 1%

Bulgaria
Proveedores: 1

Grecia
Proveedores: 1

Italia
Proveedores: 8

Rumanía
Proveedores: 1

Laos
Proveedores: 1

Sri Lanka
Proveedores: 2

Túnez
Proveedores: 2

Etiopía
Proveedores: 2

Madagascar
Proveedores: 1

Perú
Proveedores: 1

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest