CÁMARA NACIONAL

DE LA INDUSTRIA TEXTIL

CBP detiene envío de ropa china que se sospecha está hecha con trabajo forzoso

Personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) en el puerto de Los Ángeles/Long Beach detuvo un envío que contenía 32 cajas de guantes de cuero para mujer que se sospecha que han sido fabricados mediante trabajo forzoso.

El envío se originó en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang en China, donde el gobierno chino está participando en abusos sistémicos de los derechos humanos contra el pueblo uigur y otras minorías étnicas y religiosas.

La CBP detuvo el envío en septiembre de acuerdo con una orden de liberación de retención (WRO) en la ropa fabricada por Yili Zhuowan Garment Manufacturing Co., Ltd. y Baoding LYSZD Trade and Business Co., Ltd.

Esa WRO fue el producto de un mes de investigación de la CBP que identificó indicadores de trabajo forzoso en los sitios de fabricación de Yili Zhuowan y Baoding, incluida la restricción de movimiento, el aislamiento, la intimidación y amenazas, la retención de salarios y las condiciones de vida y de trabajo abusivas.

CBP
“La administración Trump está tomando medidas decisivas para combatir la práctica brutal del trabajo forzoso y contrarrestar las prácticas comerciales desleales de China”, dijo el comisionado interino de la CBP, Mark A. Morgan.

“El trabajo forzoso no solo somete a los trabajadores a la violencia y la intimidación, sino que también perjudica a las empresas y la economía de Estados Unidos”, agregó.

El estatuto federal 19 U.S.C. 1307 prohíbe la importación de mercancías extraídas, fabricadas o producidas, total o parcialmente, mediante trabajo forzoso, incluido el trabajo de los convictos, el trabajo infantil forzado y el trabajo por contrato.

Un oficial en el puerto de LA/LB inspecciona un envío de guantes de cuero que se sospecha que fueron hechos con trabajo forzoso en Xinjiang, China. Los productos importados hechos con trabajo forzoso crean una competencia desleal para las empresas estadounidenses que respetan los derechos humanos y las normas laborales justas.

Todos los importadores que operan en los Estados Unidos son responsables de garantizar que sus cadenas de suministro estén libres de trabajo forzoso y que el origen y la calidad de sus mercancías se alineen con las leyes y principios establecidos por el gobierno de los Estados Unidos.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest