Banxico, contundencia y cautela

No hubo sorpresas. La junta de gobierno de Banxico, que encabeza Victoria Rodríguez Ceja, decidió con contundencia y cautela.

Como lo anticiparon la mayoría de los analistas, aumentó 75 puntos base su tasa de referencia. La colocó en 7.75%.

La sorpresa hubiera sido que la aumentara en 100 puntos base y la colocara en 8%. Se habían registrado hechos que marcaban esa posibilidad.

El agresivo aumento de 75 puntos base que previamente anunció la Reserva Federal de Estados Unidos y que llevó su tasa de interés a un rango de entre 1.5 y 1.75 por ciento.

La FED aplicó su mayor incremento a la tasa de interés de referencia de los últimos 28 años.

Lo hizo para combatir la inflación más alta de los últimos 40 años. A mayo se disparó a un nivel de 8.6% y el propósito es llevarla al 2%.

La FED dejó claro que está dispuesta a apretar su política monetaria a pesar del riesgo de que la economía estadounidense caiga en recesión como ya lo anticipan muchos analistas.

Ese fue un primer elemento que sin duda tuvo que considerar la junta de gobierno de Banxico.

Otro elemento clave que tuvo que tomar en cuenta, es el dato de la inflación que dió a conocer ayer mismo el Inegi.

El organismo de estadística informó que la inflación repuntó en la primera quincena de junio y se ubicó en 7.88%.

La tasa anual de inflación subyacente para este periodo fue de 7.47%, mayor que el mes anterior.

La tasa anual de inflación no subyacente fue de 9.13%, mayor que la observada el periodo anterior.

La inflación no ha llegado a su pico, como muchos llegaron a creer, en el mes de mayo.

Hay que recordar que la inflación en mayo fue de 7.65% menor a la de 7.68% del mes de abril.

La incertidumbre, respecto de la extensión del fenómeno inflacionario es la que está colocando en serios aprietos a los bancos centrales de prácticamente todos los países.

Banxico no es la excepción. Pero ha actuado con cautela y firmeza. El banco central mexicano ha dejado claro que está dispuesto a elevar su tasa de interés tanto como sea necesario para combatir la inflación.

De hecho en su última reunión advirtió que actuaría con contundencia. Por eso es que algunos analistas llegaron a pensar en la posibilidad de que se decidiera a aplicar un aumento de 100 puntos base.

Sin embargo no lo hizo. Aplicó un aumento de 75 puntos base como ya lo descontaban los mercados.

De cualquier forma es un aumento importante y singular. Banxico aplicó por primera vez en su historia un aumento de 75 puntos base en su tasa de referencia para colocarla en 7.75%.

Es el noveno aumento consecutivo. Banxico ha aplicado una cascada de 8 incrementos. Cuatro de ellos de 25 puntos base y 4 más de 50 puntos base.

La tasa de interés de referencia de Banxico pasó de 4% en junio a 7.0% en mayo de 2022. Con el noveno aumento aplicado ayer, pasa a 7.75%.

Fue una decisión unánime de los integrantes de la junta de gobierno de Banxico. Los subgobernadores: Irene Espinosa, Jonathan Heath, Gerardo Esquivel, Galia Borja y la gobernadora Victoria Rodríguez Ceja, votaron en el mismo sentido.

Banxico prevé más presiones inflacionarias. En su anuncio de política monetaria aumenta de manera “importante” sus expectativas inflacionarias para 2022 y 2023.

“La trayectoria revisada para la inflación en los siguientes ocho trimestres ve ahora el pico en el tercer trimestre de 2022 (antes era el segundo) y la inflación promedio del último trimestre de este año en 7.5 por ciento (antes en 6.4 por ciento)”, advirtió el subgobernador Jonathan Heath, a través de su cuenta de Twitter.

Banxico está buscando mantener y colocarse en un complicado equilibrio que le permita al mismo tiempo, el combate a la inflación, abatir las expectativas inflacionarias y un diferencial de la tasa de interés respecto de la de EU, suficientemente atractiva.

Hacia el interior, Banxico debe preservar la credibilidad y confianza de la institución implícita en su autonomía respecto del Ejecutivo Federal.

Todo indica que el cuerpo colegiado de la institución optó por la cautela y se reservó, para seguir usando su arsenal contra la inflación, cuya espiral alcista no tiene fecha de conclusión.

Comparte este contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest