Avanzaría TLC en tema del agro

Reforma. Washington DC, Estados Unidos (17 agosto 2018).-

Estados Unidos y México están resolviendo sus diferencias en los productos agrícolas cubiertos bajo el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC), después de que la administración Trump retiró algunas de sus demandas, acercando a las naciones a un acuerdo general, de acuerdo con cinco personas familiarizadas con las discusiones.

Los negociadores estadounidenses abandonaron su demanda en la última semana para erigir barreras contra las importaciones estacionales de una gran variedad de productos agrícolas mexicanos, de acuerdo con las personas, que pidieron que no se mencionaran conversaciones privadas.

Dos de las fuentes dijeron que los países podrían acordar restricciones más estrictas sobre algunos productos mexicanos, como los tomates.

Tras los reportes, el peso mexicano extendió su avance frente al dólar, a un alza de 0.5 por ciento y una cotización de 18.88 pesos por billete verde.

La administración Trump, bajo la presión de los productores en Florida y Georgia, había buscado desde septiembre limitar las importaciones de productos agrícolas mexicanos como las fresas y los arándanos. El equipo de negociación mexicano consideró que la propuesta original de EU era inaceptable y violaba las normas de la Organización Mundial del Comercio.

Las oficinas de prensa del Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el Secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, no respondieron correos electrónicos en busca de comentarios sobre el desarrollo.

Los países también están logrando avances en el espinoso tema de la fabricación de automóviles, ya que la administración de Trump busca un acuerdo que impulsaría los empleos en fábricas en Estados Unidos, mediante el ajuste a los requisitos de contenido regional para la producción de automóviles y tener un cierto porcentaje de automóviles fabricados por trabajadores mejor remunerados.

Los negociadores ahora se centran en la cantidad de tiempo que las empresas tendrían que hacer la transición a las nuevas reglas, de acuerdo con otras dos personas, que pidieron que no se mencionara su nombre al ser privadas las discusiones.

El progreso se produce mientras los dos países buscan terminar de elaborar los cambios al TLC, que se ha estado negociando durante un año. Estados Unidos y México están presionando para lograr un acuerdo este mes que les dé tiempo a los países para firmar el pacto antes de que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador asuma en diciembre.

Canadá, el tercer socio en el TLC, ha estado ausente de las conversaciones en las últimas semanas. La administración de Trump ha dicho que un acuerdo con México presionará a Canadá para suavizar algunas de sus demandas.

«Estamos muy cerca de un acuerdo con México», dijo Kevin Hassett, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, el viernes en Fox Business Network. «Hay algunos puntos difíciles, pero se han hecho muchos progresos».

Guajardo también sonó optimista el viernes, luego de concluir su cuarta semana consecutiva de discusiones con Lighthizer. «Estamos avanzando», dijo a los periodistas en Washington. «La mayor parte de la agenda México-EU ha estado avanzando bien, y todavía tenemos que regresar la semana que viene «.

Comparte este contenido:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest