Anuncia difícil renegociación

Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía. A partir del 16 de agosto, el Secretario de Economía asiste al encuentro con el equipo de Donald Trump para renegociar el TLC

En entrevista con Grupo REFORMA, Ildefonso Guajardo reconoce que el País cometió el error de concentrar su comercio en EU.

Es un riesgo latente que Donald Trump vuelva a amenazar con salirse del Tratado, acepta.

"Tenemos que tener claridad de que si hay intrascendencias que pretenden dañar lo que hemos construido en veintitantos años, pues hay que tomar la decisión de cuándo es suficiente para decirle: 'si te vas a salir, salte ya de una vez', porque de otra manera no hay negociación", expresa, el Secretario de Economía.

¿Cuál sería la negociación ideal del Tratado?

Primero, que mantengamos nuestro esquema de integración y diversificación global, acentuando nuestra pertenencia en la región. Segundo, poder estar claramente seguros de que vamos a tener un acuerdo que empareje el terreno de juego para trabajadores, emprendedores, pequeñas empresas y por eso la incorporación del capital laboral en el acuerdo. Tercero, que podamos claramente mandar una señal que este acuerdo tiene mucho que ver con la modernización, ya que en 22 años la economía global se transformó. Por último certidumbre, un acuerdo no es sólo comercial y de servicios, es dar certidumbre a los inversionistas.

Caso contrario, ¿qué nos haría levantarnos de la mesa?

Sería totalmente inaceptable introducir aranceles inexistentes, se hablaba de poner aranceles de 35 por ciento. Se podría decir sobre cómo resolver el déficit (con México) y ahí es muy claro: lo analizamos como ustedes quieran y podemos contribuir a que se mejore pero a través de la expansión del comercio, no a través de la reducción.

Al final de la primera ronda ¿ya se perfilará el tono de la negociación o será prematuro derivar conclusiones?

El documento que el encargado de la Representación Comercial de EU mandó al Congreso el 17 de julio, arranca diciendo que es el peor Tratado en la historia de EU, arranca diciendo que el déficit que tienen con nosotros es insostenible. De entrada, el tono de arranque está predeterminado, pero ni nosotros ni los canadienses aceptamos la aseveración que el Tratado no ha sido de utilidad. Como premisa de negociación es muy mala, porque parece que sólo vas a ver qué te "embolsas".

¿Enganchamos la economía mexicana a Norteamérica en lugar de buscar otras locomotoras?

Antes de hacer el TLC nuestra economía tenía un alto nivel de concentración con EU, esa es una realidad por la geografía. En estos 22 años fue tan cómodo profundizar este acceso al mercado, que no despertamos frente a nuevas oportunidades. Si puedo vender todos los tomates que produzco simplemente aquí arriba (a EU), ¿por qué voy a ir hasta Japón o China?

Algo que va dar el Tratado, es certidumbre, pero es precisamente lo que no ha dado Trump hasta ahora.

Para estas alturas, debemos estar acostumbrados a lo que Trump dijo en su discurso de campaña y debe quedar claro porque lo sigue utilizando con el nivel de estridencia que lo utiliza. Al estar básicamente atrincherado en su base de apoyo, la cual no ha cambiado y que es lo que lo mantiene políticamente fuerte, él no va a variar su discurso. ¿Qué implicaciones tiene esto sobre la mesa de negociación? La amenaza latente y permanente de que "si no tengo lo que quiero, saco a EU del Nafta".

Ya tuvimos una probadita, cuando en aquel miércoles negro se soltó el rumor de que se iban a salir (del TLC) para presionarnos a negociar en seis meses. Eso fue dirigido a su propio Congreso porque no le ratificaban a Lighthizer (el representante de la oficina de Comercio). Ese día llegó su Secretario de Agricultura con un mapa donde todos los que votaron por él tendrían mucho que perder si desaparecía el Nafta.

Lo que ha pasado en 150 días de su Gobierno, es que se ha dado cuenta de lo que pierde si se sale del Nafta. Él se centra sobre un solo sector, que es su obsesión, el automotriz, el cual ni siquiera ha terminado de entender, porque tanto GM y Ford gracias a que se han integrado con México, salieron de la crisis de 2009.

Tenemos que estar listos para algo muy serio. ¿Qué es ese algo muy serio? Espantarte con el petate del muerto de que 'si no me dan lo que yo quiero en esta negociación, me voy', pues en algún momento de la negociación vamos a tener que reventarle el globo.

Porque si yo voy con esa actitud a la negociación, creyéndole esa expresión, pues nada más voy con una libreta a tomar nota "a ver qué quieres", como si fuera una comanda y yo soy un mesero. No se puede una negociación así.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest