Alarma nuevo sismo a capitalinos

El Sismológico Nacional indicó que se registró un sismo de 6.1 de magnitud, con epicentro en la Unión Hidalgo, Oaxaca, el cual fue perceptible de manera ligera en diversas zonas de la Ciudad de México.

Aunque en un principio se informó magnitud de 6.4, con epicentro al norte de Ixtepec, Oaxaca, posteriormente fue ajustado.

El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tuiteó que se activaron los protocolos de revisión y no se reportan daños.

Diversos inmuebles fueron desalojados y se suspendieron labores en zonas dañadas por sismo del martes pasado.

"Por protocolo y ante la activación de la alerta de hoy, se suspende actividad en las zonas afectadas por el sismo del 19 de Sep. en la #CDMX", tuiteó el Secretario de Protección capitalino, Luis Felipe Puente.

PC agregó pero continúa monitoreo a instalaciones de agua, luz y gas.

En Guerrero, Veracruz, Estado de México, Tabasco y Puebla, fue perceptible ligeramente y tampoco se reportan daños.

Al activarse la alerta, alrededor de las 7:55 horas, la mayoría de las personas salió de forma inmediata de viviendas y edificios, ante el temor de que fuese una réplica fuerte del último sismo del 19 de septiembre.

En la Colonia Doctores, Raúl estaba apunto de bañarse cuando escuchó la sirena, se cubrió con una toalla y abandonó su departamento, ubicado en Doctor Vértiz, esquina con Río de la Loza.

"La verdad ni la pensé, en cuanto escuché la alerta agarré la toalla y vámonos para afuera, me iba a bañar para ir a trabajar. No lo sentí, pero con lo qué pasó uno está ciscado", comentó.

"Estaba durmiendo, pero oí la alerta y agarré a mi hijo, en chiquito con una cobija y nos bajamos rápido, no fuera a ser como el del martes", dijo María Eugenia, una vecina de Azcapotzalco.

Sobre Paseo de la Reforma también fueron desalojados varios edificios, en su mayoría hoteles y restaurantes, sin que se registraran personas lesionadas.

En el Hotel Barceló, ubicado a una cuadra del Monumento a la Revolución, fue necesaria la intervención de rescatistas, quienes ayudaron a salir del inmueble a un hombre que está imposibilitado para caminar.

El huésped, quien sufrió una embolia hace tiempo, se encontraba en el décimo piso y sus piernas sólo le permitieron descender por la escalera hasta el quinto nivel.

Después fue necesario que los rescatistas lo bajaran en una camilla.

"Es que estábamos hasta arriba, en el piso 10, pero sólo aguantó hasta el 5, pero ya lo revisaron y está muy bien, sólo se cansó", explicó su esposa.

En Colonia Del Carmen, Coyoacán, la percepción fue mínima. Sin embargo, cientos de familias desalojaron sus edificios en cuanto sonó la alerta sísmica, sin alteraciones mayores.

 En la Delegación Álvaro Obregón, la reacción de la gente fue puntual.

En pijama, con niños en brazos y sin abandonar a sus mascotas, las personas salieron de la Unidad Habitacional El Pirú, se acomodaron sobre la vialidad, pero al no percibir el movimiento telúrico, en menos de cinco minuto retornaron a sus viviendas.

Del temor, en San Pedro de Los Pinos, Benito Juárez, la gente se mantuvo en la calle durante 10 minutos después de que sonara la alerta.

"Ya no anden espantando así", fue la reacción de Juan Carlos, vecino de un edificio en la calle Recreo, en la Colonia Actipan.

Comparte este contenido:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest